Inicio >>Procedimientos Quirurgicos - Cirugía de suspensión Facial


 

 
 

 

 

 

CIRUGÍA DE SUSPENSIÓN FACIAL


Dr.Jorge Alberto Espinosa Reyes
Cirugía Facial en
Plástica Colombia

www.plasticacolombia.com

Clic Aquí___




facial

La técnica de hilos rusos es un procedimiento de rejuvenecimiento facial que se emplea para elevar las cejas eliminando las arrugas denominadas “patas de gallina”, levantar los pómulos disminuyendo los surcos nasogenianos (de la boca), y recuperar la línea del cuello que se pierde con el paso del tiempo.

Cada vez es mayor el número de hombres y mujeres que disfrutan los beneficios de este tipo de cirugías que por sus resultados naturales y poca incapacidad se han convertido en la opción ideal.


La técnica de la suspensión por hilos rusos responde a la necesidad de procedimientos mínimamente invasivos de rejuvenecimiento facial que utilizan pequeñas incisiones.

Mediante este procedimiento se reposicionan los tejidos que por acción de la gravedad, pérdida de peso, el paso natural del tiempo, enfermedades o el uso de ciertos medicamentos han resultado debilitados y necesitan reacondicionarse a la estructura del rostro.

ojos


Preguntas frecuentes



¿Soy candidato a esta cirugía? ¿Desde qué edad se puede realizar?


Las inquietudes de los pacientes suelen resolverse mediante un estudio fotográfico por computador, donde el cirujano facial y el paciente definen qué modificaciones desean realizar y cuáles podrían ser lo resultados. La suspensión facial se recomienda a pacientes que poseen una flacidez de leve a moderada. Este procedimiento se indica básicamente para elevar la zona de la frente, las cejas, lmejorar los surcos nasogenianos y realzar levemente las mejillas y el cuello.

También es indicado en personas que sufren de diabetes, hipertensos o personas mayores que no pueden someterse a una cirugía por su propia condición y que ven ésta una opción mínimamente invasiva. De la misma forma, éste es un procedimiento muy útil para aquellas personas que han sufrido, por ejemplo, ptosis o caida del párpado como consecuencia de una parálisis facial.


Al acudir a la consulta con el Dr. Espinosa, se analizan sus expectativas y se revisan otros procedimientos que puedan optimizar los resultados. Toda modificación que se realice en el rostro debe ser cuidadosamente estudiada, ya que lo ideal es mejorar la lozanía sin afectar la expresión natural. Ocurre frecuentemente que los pacientes acuden al cirujano plástico facial preguntando por determinado procedimiento, pero es el médico profesional quien puede determinar qué técnica es exactamente la que su rostro requiere.


La cirugía de suspensión facial suele realizarse en pacientes mayores de 30 años, de ambos sexos. No obstante, algunas personas según sus propios rasgos familiares, por envejecimiento prematuro, por enfermedad o por lesiones en la piel, toman la decisión de realizarse esta cirugía mucho antes de haber cumplido esa edad. La mayoría de cirujanos hoy en día coinciden en que una pequeña cirugía a tiempo puede evitar una intervención tardía mayor. Los resultados de la suspensión facial son habitualmente altamente satisfactorios, ya que se logra un rejuvenecimiento casi sin cicatrices y mediante cambios muy sutiles.

Además de las anteriores circunstancias, es importante que su médico observe la calidad de su piel y su estado general de salud. No se recomienda este procedimiento en personas cuyo rostro posea una piel con flacidez muy marcada, o con exceso de grasa, en cuyo caso el Dr. Espinosa sugerirá una técnica que se ajuste a los requerimientos particulares.


¿Cómo se realiza esta cirugía?

Antes de cualquier intervención el Dr. Espinosa acostumbra revisar la historia clínica del paciente y realizar un examen físico.

Para la realización de este procedimiento el cirujano facial marca el área a tratar, coloca la anestesia local e inmediatamente introduce una pequeña cánula en ciertos puntos relacionados con las áreas a levantar, en donde fija los hilos de sustentación. Los hilos se colocacn bajo la piel, y gracias a que poseen una superficie dentada de tracción en forma de anclas microscópicas, se produce un efecto de levantamiento inmediato.


¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Uno de los beneficios de la suspensión facial es que emplea anestesia local. Cuando adicionalmente se realizan otras técnicas, es posible que se considere utilizar otro tipo de sedación.


¿Cómo son los hilos que se colocan?

Se trata de unos hilos de polipropileno, ampliamente utilizados desde hace varios años en cirugía. Sin embargo, los hilos utilizados en la suspensión facial no son lisos, sino que tienen la particularidad de poseer una superficie estriada que permite que los hilos se anclen eleven de los tejidos. Además son biocompatibles, no son rechazados por el organismo, son de alta resistencia y no provocan reacciones alérgicas.


Muchos de ellos son reabsorbibles, es decir que el cuerpo los elimina unos meses despues de su colocación. En estos casos el resultado se conserva pues los tejidos han tenido tiempo de acomodarse a una posición mas juvenil y armónica.



¿Cuánto tiempo dura el procedimiento y qué anestesia se utiliza?

El procedimiento en sí puede tener una duración de 30 minutos a una hora, se realiza ambulatoriamente y después de efectuado el paciente puede regresar a su casa.


La duración de los efectos varía. Ninguna técnica garantiza resultados permanentes y definitivos. Esto dependerá de la calidad de la piel, del propio organismo, del estilo de vida y los cuidados adicionales que se proporcionen a la piel. Los efectos pueden durar entre 8 y 18 meses o mucho más dependiendo de las características particulares.


¿Qué se consigue con la suspensión facial?

Mediante la suspensión facial es posible elevar la zona de la frente, las cejas, mejorar los surcos nasogenianos y realzar levemente las mejillas y el cuello. El grado de mejoría de la apariencia depende en gran medida de las características de la piel y la predisposición genética del paciente. Estas condiciones son previamente analizadas por el cirujano plástico facial y si le son favorables los resultados pueden ser dramáticamente positivos.


¿Qué puedo esperar después del procedimiento?

Esta técnica es mínimamente incapacitante. Una vez sometido a este procedimiento, el paciente deberá seguir las indicaciones médicas al pie de la letra, evitando reír o gesticular exageradamente y la exposición al sol o al calor durante cuatro días. El sangrado es mínimo o parecido al que se puede esperar cuando se coloca una inyeccción en la piel. La inflamación generalmente es mínima.

Es posible que sienta algo de molestia los días posteriores a la cirugía, circunstancia que se disipará con el paso del tiempo. De igual manera, esta técnica se guía siguiendo los vectores anatómicos y las demarcaciones que realiza el especialista para el trayecto de los hilos, por lo tanto, el riesgo de asimetrías se reduce al máximo. Es posible, no obstante, que se observen algunas diferencias mientras los tejidos se adaptan a la nueva posición, lo cual es completamente normal y podrá resolverse en un lapso de 15 días.


El paciente que se ha realizado una suspensión facial podrá ver cambios importantes en su rostro. Notará que han disminuido los pliegues en la frente, verá adecuadamente elevadas sus cejas, menos marcación en sus arcos nasogenianos y notará un leve realce de sus mejillas y cuello. En personas más jóvenes y cuando la piel presenta una flacidez moderada los cambios se traducirán en una piel de apariencia más lisa y de pliegues menos profundos.

¿La técnica de suspensión facial o hilos rusos reemplaza la cirugía de rejuvenecimiento facial o ritidoplastia?

No. La técnica de suspensión facial o hilos rusos brinda sostén al tejido superficial, mientras que las modificaciones en la cirugía de rejuvenecimiento facial o ritidoplastia se ejecutan en la estructura profunda del rostro. La ritidoplastia tiene efectos más duraderos por ser una reparación que implica la liberación de los tejidos, modificación de la grasa, resección y reacomodación del exceso de piel. Por su complejidad es una cirugía que requiere gran pericia y tiene más duración en sala de cirugía.

La técnica de suspensión facial brinda excelentes resultados y tiene la ventaja de ser poco o nada invasiva e igualmente poco incapacitante. No deja cicatrices, se hace con anestesia local y sus costos son menores. Pero es el médico cirujano quien gracias a su experiencia puede recomendarle qué procedimiento es el que su rostro necesita. Recuerde que cada persona es completamente diferente y que cada procedimiento debe adaptarse a su edad, condiciones de la piel, estructura ósea, elasticidad de los tejidos, grado de flacidez o posición de las arrugas. Luego de una evaluación precisa de las particularidades del rostro, el cirujano diseña y sugiere un tratamiento específico que se estudia junto con el paciente, generalmente, mediante una visualización de los cambios por computador.

El Dr. Espinosa recomienda:


Antes de la cirugía:

1. No consumir medicamentos que contengan ácido salicílico (Aspirina) y derivados.
2. No haber fumado al menos un mes antes de la cirugía.
3. Informar de posibles alergias a medicamentos.
4. Mantener expectativas realistas con respecto a los resultados de la cirugía.


Después de la cirugía:

1. Revise que a la salida del hospital le sea entregada la fórmula, la incapacidad y la fecha del control.

2. Aunque el dolor suele ser mínimo, dentro de los medicamentos formulados se incluye un analgésico. Tómelo según las indicaciones anotadas en la fórmula. Si llega a notar dolor severo o persistente comuníquese con nosotros inmediatamente. Evite tomar Aspirina o medicamentos que contengan ácido acetilsalicílico.

3. Puede usar compresas frías sobre la cara por 20 minutos 6 veces al día los primeros dos días.

4. Evite hablar y realizar movimientos de expresión exagerados por los primeros días.

5. Será normal la sensación de tirantez que irá cediendo con el paso de los días.

6. Puede usar sus ojos para leer o ver televisión tan frecuentemente como quiera.

7. Se recomienda mantener reposo en su casa durante los primeros 2 a 5 días.


8. No ingerir bebidas alcohólicas ni fumar por 3 semanas.

9. No deberá realizar ejercicio ni levantar cosas pesadas por 15 días. Podrá realizar ejercicio aeróbico leve después de tres semanas y ejercicio intenso sólo después de 6 semanas.

10. En términos generales podrá regresar a su actividad normal en un lapso de 2 a 5 días, siempre y cuando no esté expuesto a cambios drásticos de temperatura ambiental, esfuerzos físicos severos o alto riesgo de traumas o golpes en la cara. Evite la exposición prolongada a bajas temperaturas.

11. Deberá dormir semi sentado (por lo menos con dos almohadas) durante los primeros días para facilitar la disminución de la inflamación; duerma de lado o boca arriba, nunca boca abajo.

12. Para evitar cambios indeseables de la apariencia de su cara no se debe exponer al sol directamente durante los primeros 2 meses. Deberá usar protector solar nasal durante todo este tiempo. Cuando esté al aire libre debe utilizar protección como sombrilla o sombrero.

13. Para evitar cualquier golpe en la cara no cargue niños pequeños o mascotas después de la cirugía.

14. Si se presenta inflamación será de orden menor y completamente normal. Si presenta dolor severo o fiebre contáctenos inmediatamente.

15. Algunas porciones de su cara pueden sentirse dormidas por algunas semanas, esto desaparecerá a medida que los tejidos sanan.

16. Es muy importante que usted siga las instrucciones dadas en el consultorio y que asista a los controles planeados. En caso de necesitar información adicional, no dude en comunicarse con nosotros para resolver cualquier inquietud lo antes posible.

17. Las anteriores son indicaciones generales, no dude en llamarnos si necesita alguna aclaración. Recuerde que el éxito de la cirugía depende en gran parte de los cuidados postoperatorios.


Más Información:
www.plasticacolombia.com